Imperturbable

Hay días en los que parece que el tiempo se detiene. Las mismas horas dan lugar a las mismas cosas, los mismos actos dan lugar a los mismos efectos. Día tras día tal pareciera que la vida está tejida con patrones que tienen la manía de repetirse.

Aunque, tal vez no sean estos patrones los que estén empecinados en llevar a cabo sus sagradas costumbres sino que, nosotros mismos, muy cansados de vernos atrapados en bucles eternos no tenemos la suficiente entereza como para hacerlos añicos y liberarnos de esas acciones que, siendo reiteradas de forma perpetua,  tan nocivas resultan a nuestra mente y espíritu.

¿ Cómo se puede romper lo que parece tan inmutable como la salida del sol o la luz de las estrellas? Quizá esa constancia irrompible no sea tal y las personas, que tanto tiempo pasamos encallados en lo que resulta a nuestro juicio inevitable, no somos capaces de ver las grietas que , de vez en cuando, se forman en los muros grises de nuestras fortalezas personales .

Al final,  son esos pequeños y esquivos resquicios de luz los que  transforman de forma  tan apreciable y necesaria  el prisma a través del cual vemos  nuestro mundo, siempre y cuando claro está, estemos dispuestos a dejar  de regodearnos  en nuestra supuesta irrelevancia a la hora de cambiar lo imperturbable, pues no puede resultar irrelevante lo que forma parte esencial de la misma naturaleza humana.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s