Tenacidad

“Desde tiempo ancestral ciertas virtudes humanas han sido resaltadas por los sabios como propias de aquellos cuya ascendencia, por norma obligada y presupuesta, debía trascender por su magnificencia los mismos límites a los que los seres mortales estamos sujetos.

Cualidades como la fuerza, la audacia o la astucia, se hacían tan extrañas e irreales para las mentes mundanas que estas, en sus arduas y monótonas cavilaciones, solo las podían imaginar como procedentes de un origen supra terreno pensando así que, al provenir por su extraordinario valor de origén divino, se encontraban fuera del alcance  de las criaturas terrenales.

Este pensamiento  que se puede considerar, más que fantasioso justificante de los defectos que  proliferan en lo ancho y largo de la existencia se aleja de forma patente de la verdad pues hay una cualidad humana que nos permite acceder a todas las demás.

Por ella, se impulsa  la humanidad en momentos de necesidad para alcanzar fronteras inexploradas que solo se dibujaban en las divagaciones de soñadores empedernidos. Por ella, aquellos seres cuya realidad , en ocasiones tornada en tediosa desesperanza, se empujan a levantarse furiosamente de sus letargos impuestos para conseguir proezas dignas de los más altos honores y renombradas leyendas.

A pesar de esto y de todas sus visibles virtudes su búsqueda se hace en no pocas ocasiones tan complicada de alcanzar como la cima de  la más alta de las montañas. Así, su proceso de conquista comienza -como casi todos los buenos propósitos de los que los seres humanos solemos hacer gala- con la más real y verdadera de las intenciones que, no obsante, no tarda en volverse en la mayoría de los casos, extenuado desaliento en los ánimos de aquellos que la persiguen.

De este modo, solo los perseverantes, solo aquellos cuya voluntad supera en ambiciones al  más descomunal abatimiento logran, por sus propios y esforzados triunfos la ansiada victoria entrando así  en ese grupo de elegidos que pasará a los anales de la historia por ser artífices de la misma, pues solo los que son tenaces consiguen logros dignos de renombrarse a través de los siglos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s