Flor eterna I

Mi mundo entre letras tejiendo historias

Empiezo a escribir esta historia sentada en el autobús que me lleva de vuelta a casa, embargada por la urgencia de contar todo lo que me ha ocurrido para, de algún modo, poder desprenderme de parte de la histeria que me presiona el corazón y amenaza con empujarme al barranco de la locura.

Es un día lluvioso. Las gotitas de agua resbalan por el cristal de la ventana. La gente se acurruca en sus asientos agradecida de la incipiente calefacción que les permite entrar en calor, aunque yo no noto ningún tipo de calidez. Sigo helada de la cabeza a los pies y nada consigue que me desprenda de este frío que me atenaza las entrañas, pues desde esos días en los que todo pasó una nube insistente de terror me aísla de mi alrededor e impide que mi mente racional intente procesar todo lo que he visto.

Todo empezó…

Ver la entrada original 714 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s